¿Son necesarios los consultores de empresas? ¿Se puede gestionar un negocio sin la participación de estos profesionales?, ¿en que nos pueden ayudar?. Aunque bien es cierto que la figura de consultor o asesor ha estado siempre presente en la historia de la humanidad, la administración de empresas como tal, con la complejidad que se entiende hoy en día, es una ciencia moderna que comenzó a desarrollarse en profundidad a partir de la Revolución Industrial y que ahora esta en su máximo apogeo. El trabajo del consultor de empresa se ha convertido hoy en un elemento indispensable para el desarrollo y éxito de cualquier negocio. Veamos como trabajan, y porque son tan necesarios en esta sociedad contemporánea.

CONSULTORES DE EMPRESAS ¿PARA QUE?

Los consultores de empresas son especialistas en el manejo de todo tipo de recursos disponibles en un negocio, sean estos del carácter que sean (materiales, económicos, tecnológicos, humanos, etc.). Su misión es conseguir que el negocio, empresa u organización, mejore su productividad al mínimo coste, el sueño de todo empresario. En función de las necesidades particulares de cada uno se les puede contratar para elaborar planes de empresa completos, o para dar solución a problemáticas muy concretas y definidas.

SOLUCIONES DE EMPRESA EN PROBLEMAS CONCRETOS

Podemos contratarles para solucionar un problema concreto que tenemos totalmente localizado. En este caso tenemos un problema que hemos sabido identificar, pero la empresa no cuenta con los profesionales necesarios para poner en practica las soluciones adecuadas. Se contrata pues a un consultor especializado en el área que pueda dar respuesta a este vacio que tiene en su empresa.

AYUDA EN EL DIAGNOSTICO Y BUSQUEDA DE LA SOLUCIÓN

En este caso el cliente sabe que algo no funciona, pero no consigue identificar cual es la raíz del problema por si mismo. Un problema sin diagnostico podría ser el bajo rendimiento en la captación de clientes de nuestra empresa, un beneficio menor del lógicamente esperado, etc. En este caso los consultores son contratados para estudiar en profundidad todos los recursos disponibles entorno a la gestión que no funciona, localizarán la causa del problema, y aportaran al cliente las posibles soluciones.

ESTRATEGIAS DE DESARROLLO, NUEVAS ALTERNATIVAS Y MEJORAS

Igualmente en muchas ocasiones se contrata a los consultores de empresas para que aporten nuevas estrategias, nuevas vías para conseguir una mayor productividad. Esto se puede dar en empresas que vayan perfectamente pero busquen una mayor competitividad; también en empresas que aún sin ir mal ven reducido su ritmo de crecimiento; o bien en empresas que por cambios en el mercado su propio sistema ha dejado de ser productivo y no encuentran las alternativas adecuadas por si mismos.

CONSULTORÍA DE EMPRESA COMPLETA

En este caso estaríamos hablando de los servicios completos de una consultoría de empresas. Un equipo multidisciplinar de profesionales evalúan la situación de la empresa en todas sus áreas de producción, y proponen estrategias completas: auditoría jurídica y fiscal, marketing, departamento comercial, recursos humanos. La empresa de consultoría propone en estos casos soluciones para mejorar el rendimiento del negocio en su conjunto.

METODO DE TRABAJO Y EJEMPLOS PRACTICOS

Todo servicio de consultoría comienza por entender los problemas y necesidades del cliente. Aquí entran los primeros contactos, un diagnostico preliminar, definir los objetivos marcados, la confección y firma del contrato. Con los objetivos definidos y el contrato cerrado, el consultor se pone a trabajar. La primera fase es identificar las razones del problema, será un momento de análisis y síntesis de todos los recursos implicados. Tras un diagnostico correcto es momento de proponer soluciones, para ello se evalúan todas las opciones, se propone al cliente las que se consideren con mayor probabilidad de éxito, y se planifica su ejecución.

La empresa de consultoría se encarga de introducir en el negocio las medidas acordadas, en su desarrollo será siempre necesaria la aplicación de ajustes en función de la respuesta del mercado a dichas soluciones, y se capacitará al cliente para poder mantener las medidas implementadas. Solo queda llevar a cabo la valoración final con los resultados obtenidos y se presenta al cliente, se establecen posibles compromisos y planes de seguimiento en función de si lo solicita el cliente, y se ejecuta el final del contrato.  Veamos ahora algunos ejemplos prácticos en los que los consultores de empresas aportan valor al negocio.

EXPANSIÓN Y NUEVAS TECNOLOGIAS

Facilitarán la expansión de nuestro negocio a nuevos mercados, locales o internacionales. Nos harán conocedores de las últimas tecnologías disponibles en nuestro sector.

PRODUCTIVIDAD JURIDICA Y FISCAL

Podemos solicitar asesoría jurídica y fiscal de nuestro negocio, con ello se harán cargo de que todos nuestros recursos funcionen a pleno rendimiento dentro de la legislación vigente en el país que estemos operando.

INGENIERÍA SOCIAL PARA EMPRESAS

Las técnicas de ingeniería social para la incentivación y motivación de los empleados, son estrategias dirigidas al fomento de sentimientos de equipo, unión, y compromiso de los trabajadores con la empresa.

ESPECIALIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES

Podemos solicitar programas formativos internos con los que mejorar las capacidades profesionales de nuestra plantilla, especializando sus conocimientos en áreas concretas que necesita nuestro negocio.

CONSULTORES: EL GRAN ACTIVO DE LAS EMPRESAS

En actualidad tal y como esta configurado el mercado, completamente globalizado, donde cada día cambian las reglas de juego, ser competitivo lo es todo, y  tener un buen equipo de consultores de empresas es una necesidad de primer orden para cualquier negocio que desee prosperar. La empresa de consultoría nos aporta  una visión imparcial, objetiva, y altamente cualificada de la situación de nuestro negocio en todos sus ámbitos, y este punto de vista objetivo de un equipo multidisciplinar es el mejor camino hacía el éxito empresarial.
Debemos concluir pues que ya no se puede ser competitivo sin dejar la administración de nuestro negocio en manos de profesionales. Como hemos visto la actividad de los consultores de empresas abarca amplios aspectos de todo negocio, esperamos que esta exposición sirva para orientar a quienes desconocían el trabajo de estos profesionales y para entender que son un bien muy valioso e importante en el competitivo mercado actual. Si tenéis un negocio que no termina de prosperar ya sabéis que profesionales os pueden ayudar. Nos despedimos hasta el próximo artículo, éxitos para todos.